XXII Jornadas
Alcázar de San Juan

LAS TORTUGAS TAMBIÉN VUELAN

Fecha: 10/11/2005. Pases: 20 y 22:30 horas

AS461Nacionalidad y año: Irán-Irak, 2004 Duración: 95 m. Director: Bahman Ghobadi Intérpretes: Soran Ebrahim, Avaz Latif. Guión: Bahman Bhobadi Fotografía: Shahram Assadi Música: Hossein Alizadeh Producción: Bahman Bhobadi Distribuidora: Alta Films.
Concha de oro en el Festival de Cine de San Sebastián 2004.

En Las tortugas también vuelan el trabajo de los niños consiste en encontrar minas antipersonas para después venderlas. Los fabricantes norteamericanos y europeos se las vendieron a dictadores como Sadam u otros que las diseminaron por todo el país, señala el realizador. Los personajes son los habitantes de un pueblecito del Kurdistán iraquí, en la frontera entre Irán y Turquía, que buscan información vía satélite sobre la guerra que se les avecina, el inminente ataque de los Estados Unidos contra Irak, aunque no entienden el idioma ni las imágenes mostradas en televisión. Finalmente la información les llega a través de un niño mutilado que viene de otro pueblo con su hermana y el hijo de ésta. Es una denuncia contra la guerra. “La película ganadora (Las tortugas también vuelan) está cargada de humanidad, poesía y humor”. Vargas Llosa, presidente del jurado Festival de Cine de San Sebastián 2004. “La producción irano-iraquí causo una gran conmoción entre la crítica y el público. Rodada con modestos medios, sin actores profesionales, Las tortugas también vuelan destila sinceridad, autenticidad y dolor por todos sus poros. Un premio que dignifica al jurado.” A. S. Harguindey. El País. “No se puede hacer una película documental sobre esos lugar y lo que allí ocurre. Sería insoportable para el espectador ver ese horror, no se puede asimilar tanto dolor. Yo, al principio de la historia, he introducido un grado de comicidad, incluso de alegría, para aliviar un poco la tensión. Yo quería contar el sufrimiento de estos niños. Son niños que jamás habían visto una cámara de cine. Actué como un cazador, les pedí que vivieran delante de mí, no quería que actuaran, sino que vivieran ante la cámara. Es una película hecha cono mínimo control, con mínima dirección, sólo se deja llevar por sus vidas. Lo que ocurre delante de la cámara ocurre una sola vez y no se puede ensayar y no se puede repetir.” Bahman Bhobadi. “Por las sonrisas de los niños me ha compensado. Cuando la proyectamos en el Kurdistán la gente se sintió muy identificada y no pararon de besarme y abrazarme.” Bahman Bhobadi

 

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar